912 060 323 - 619 991 900

Jínjoles o azufaifas

Jínjoles o azufaifas

Escrito por en Jul 28, 2015 para Blog, Nutrición

Esta tarde, al salir de mi calle, me paró Encarna, sacando de su casa una pequeña bolsita con apenas una docena de pequeños frutos verdes, similares de tamaño y color a las aceitunas. Enseguida se grabó en mi cara una sonrisa. -Son los primeros, pero ya están buenos- me dijo.

JÍNJOLES O AZUFAIFAS

JinjoleroEl jinjolero o azufaifo, es un arbusto de aproximadamente 5 a 8 metros de altura con ramas zigzagueantes y espinosas, capaz de vivir en zonas áridas, como la costa mediterránea, que debido a sus poderosas raíces son capaces de extraer agua donde otras plantas no pueden, de ahí también el mínimo mantenimiento y los pocos cuidados que requiere este arbusto. (Pedayé, 2014).

El fruto, el jínjol o azufaifa, cuando está madurando, es de un color amarillo verdoso quRama Jinjolero_2e se va convirtiendo en rojo a pequeñas vetas hasta conseguir un granate intenso uniforme. El punto máximo de maduración es entre los meses de septiembre-octubre, a partir de ahí, el fruto se comienza a arrugar hasta que cae del árbol.

El sabor de los frutos es ligeramente dulce con trazas ácidas, con una textura harinosa, todo ello muy similar al de las manzanas con un solo hueso. Cuanto más maduro es el fruto, más dulzón y esponjoso es.

Los jínjoles o azufaifas están compuestos de azúcares, vitamina C y mucílagos. En su corteza abundan los taninos y las hojas están compuestas de azúcares, taninos y ácido zizífico. El fruto aporta energía y vitaminas.

La corteza se utiliza para el tratamiento de la diarrea y las hojas para la diabetes moderada. Para un uso externo, corteza y hojas están indicadas para afecciones respiratorias, eccemas y escoceduras. Los frutos tienen propiedades laxantes. (Sabina, 2012).

Se pueden comer como fruta de temporada y también con ellos se pueden elaborar postres, mermeladas o licores.

Dado su bajo mantenimiento y cuidados hacen de este arbusto una planta casi silvestre del que se extraen sus frutos sin necesidad de abonos, pesticidas, etc.

Referencias:

Fuchs, L. (2014) El jínjol o azufaifa, delicioso fruto que despide el verano. En Directo al paladar, El sabor de la vida. Recuperado en: http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-aJinjoles maduroslimentos/el-jinjol-o-azufaifa-delicioso-pequeno-fruto-que-despide-el-verano.

Gavilán, M & Minuesa, J. (2008). Azufaifos, en Gastronomía y Cia, recuperado en: http://www.gastronomiaycia.com/2008/10/03/azufaifos/

Pedayé, J. (2014). Jínjoles, en: Región de Murcia digital, gastronomía. Fundación Integra, recuperado en: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,543,m,2715&r=ReP-7547-DETALLE_REPORTAJESPADRE

Sabina, A. (2012). Azufaifo, en: Etnobotánica. Recuperado en: http://www.etnobotania.com/2012/10/azufaifo.HTML

Fotografías: Carlos López (2015)

Comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies