912 060 323 - 619 991 900

¡Los Reyes Magos nos han escrito su carta!

¡Los Reyes Magos nos han escrito su carta!

Escrito por en Dic 25, 2015 para Blog, Ecología

Estimad@ amig@, soci@ y seguidor@ de Biolíbere:
Los Reyes Magos estamos, como tú, muy preocupados con el problema del medio ambiente y hemos decidido, por una vez, escribir nuestras cartas a todos los quieran escucharnos. Durante tantos y tantos años os hemos traído todos los regalos que nos habéis pedido, y lo hemos hecho con una gran ilusión.

Sin embargo, las cosas se están poniendo cada vez más difíciles. Los tornados, inundaciones y otras catástrofes nos están dificultando los viajes. Y estamos perdiendo a muchos de nuestros colaboradores, que nos ayudaban a llegar a los sitios más recónditos (osos polares y miles de especies en vías de desaparición que escuchaban en las ventanas  y transportaban mensajes y cartas). El año pasado ya nos costó dejar los regalos en muchas islas, y del Ártico, ni hablemos…

En fin, que estamos cansados y necesitamos un cambio y un descanso. Aquí te dejamos nuestra carta, a ver si te da algunas ideas, no solo para nosotros tres, sino también para los tuyos, y así este año recibimos peticiones diferentes.

Carta de Melchor

Amig@, como sabes, soy el más viejo de los tres. Yo no sé qué pedirte, si no es descanso. Más que regalos materiales, casi querría algo así como una experiencia. Como ya viajo mucho (demasiado), no tiene por qué ser un viaje al fin del mundo, sino algo muy sencillo, un momento único, una sorpresa grata, algo que me muestre hasta qué punto me conoces, cómo todos estos

Tarde de tertulia (Carlos Gayo, CC-by-nc)

años han ido tejiendo el cariño entre nosotros. Una experiencia que celebre ese cariño, me basta.

Si quieres llevarme a algún sitio, o incluso comprar algo, por favor, elige una opción que no enriquezca más a los que más tienen, sino que ayude a desarrollarse y a realizarse a las gentes de a pie, es decir, a nuestra gente (un pequeño restaurante u hotel familiar, donde la acogida y el mimo valen más que cualquier estrella, de los que respetan los productos de la Tierra y cuidan su entorno, por ejemplo).

En realidad, hasta me bastaría con una simple carta en la que me hables de ti y de mí, de tus sentimientos, de cómo tú ves las cosas. Ya sabes que me encanta leer las cartas, mirar dentro, sacar los hilos de amistad entre las líneas, gozar cada palabra porque viene de ti y te sale de dentro.

Carta de Gasparina

¿Que te sorprende? ¡Pues claro que soy una mujer!  ¿Te imaginas tú a tres tíos solos interpretando los sueños y deseos del mundo? Cómo iba a quedarse fuera de semejante tarea la mitad de la inteligencia humana… Pero en fin, vayamos al grano. Para esta Navidad, ya lo ha dicho Melchor, nada de consumismo. ¿Por qué no volver a las viejas costumbres, las de antes de que este tornado del todo se compra y se vende arrasara literalmente el planeta? Recuerdo un tiempo en el que los regalos, entre los pobres, es decir, entre la inmensa mayoría, eran siempre cosas que se necesitaban, y casi siempre hechas con las manos. Eso es lo que yo quería pedirte. Me encantaría una buena cesta con buen pan y buen vino, y buenas pastas caseras (y nada industrial, por favor, que tengo el hígado delicado).

Malva y turquesa (CC-by-nc, Lili Lee)

Malva y turquesa (Lili Lee, CC-by-nc)

Y si realmente quieres darme gusto, me encantaría volver a sentir la calidez de los jerséis que me tejía mi abuela cuando era niña. Parecía que cada hebra de lana hubiera concentrado todo su cariño, y además, ¡eran tan originales! Las cosas realizadas con las manos son únicas. Por eso sabes que solo pueden ser para ti, y agradeces el tiempo y el deseo de agradarte, y luego las guardas para siempre, aun después de rotas o inservibles. En un rincón de un cajón, cada vez que lo abres, te traen los mejores recuerdos.

 

Carta de Baltasar

Amig@, viniendo del continente olvidado, siempre me ha sorprendido mucho la cantidad de cosas que los que vivís en el llamado primer mundo parecéis necesitar hoy día para ser felices. Siempre he llevado y traído los paquetes con muchísima ilusión, pero también recuerdo una infancia en la que el único juguete era la naturaleza. Mi idea de la felicidad está pues unida a casi nada: un viento cálido, un par de piedras, un par de amigos, un par de risas, y el horizonte extendido ante nosotros, el de la Tierra y el de nuestra imaginación.

Me gustaría que las cosas siguieran siendo tan simples, y sé que no lo son. Así que, como yo no necesito nada (o casi nada) te voy a pedir que ayudes a unos cuantos amigos, si estás de acuerdo. Es una oportunidad de hacer regalos diferentes, de dar a quien no se conoce, de estrechar lazos con quienes son como nosotros, aunque parezcan lejanos. Y como la Tierra es redonda, el gesto solidario volverá, como un boomerang de algodón y cariño, a tu mano.

Tee candel in the dark (CC by-nc, Markus Grossalber)

Tea candel in the dark (Markus Grossalber, CC by-nc)

Sí hay mucha gente generosa por vuestro continente, así que no te costará trabajo buscar causas a las que sumarte. Algunas serán cercanas, y quizás yo no las conozca. Podrás regalar tu tiempo, tu esfuerzo, tu inteligencia, a iniciativas en las que puedas creer. Y también puedes, simplemente, unirte a las voces que, desde muchos lugares del mundo, tratan de prestar apoyo a quienes están en peligro. Avaaz, Amnistía Internacional, WWF, Green Peace, SumOfUs, por ejemplo, te ayudarán a saber por quién hay que gritar. Me haría muy feliz poder cargar este año con firmas, como la tuya. Si consigo reunir muchas, podré regalarle la libertad, o incluso la vida, o simplemente el calor de alguien que piensa en ellos en los peores momentos, a muchas personas que lo necesitan.

 

Millones de gracias a todos por vuestros buenos deseos, y unas muy Felices Fiestas os desean,

Vuestros Reyes Magos


Créditos

Fotografía destacada: «Ya vienen los Reyes Magos», de María Iglesias Barroso (Licencia Creative Commons, by-nc, tomada de Flick)

    1 Comentario

  1. Palabras que no quiero pasar por alto. Gracias Lola! La magia y los Reyes te acompañan.

    lourdes lopez lopez

    30 diciembre, 2015

Comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies